El Defensor del Menor

El Defensor del Menor de Andalucía es una institución creada por el Parlamento de Andalucía y tiene como misión la defensa y promoción de los derechos y libertades de las personas menores de edad. Sus actuaciones son totalmente gratuitas y no requieren de ningún formalismo especial.

Defensor del Menor

Contáctanos

Ayuda

Jesús Maeztu presenta el Informe Anual del Menor de 2016

Jesús Maeztu presenta el Informe Anual del Menor de 2016

Jesús Maeztu presenta el Informe Anual del Menor de 2016

El Defensor del Menor de Andalucía, Jesús Maeztu, ha presentado hoy al presidente del Parlamento andaluz, Juan Pablo Durán, el Infome Anual 2016 del Defensor del Menor de Andalucía.

En rueda de prensa, el Defensor del Menor ha destacado que el número total de actuaciones de la Defensoría en asuntos de menores y adolescentes realizadas a lo largo del año 2016 se ha elevado a 5.009, de las cuales 2.385 se refieren a quejas, y 2.624 a consultas.

De las 2.385 quejas tramitadas, 1.872 fueron nuevas, lo que supone un incremento de la actividad de la Institución del 71,9% respecto del ejercicio anterior de 2015. El aumento señalado ha tenido especial incidencia en el número de quejas a instancia de parte, que han pasado de 970 del año anterior a 1.804 en 2016; por su parte, las actuaciones iniciadas de oficio durante el pasado año fueron 68, frente a las 75 intervenciones realizadas en 2015.

Las reclamaciones más numerosas presentadas en 2016 afectan a la educación con un total de 731 expedientes. Destacan asimismo aquellas que contienen cuestiones relativas a la familia (155) en las que se abordan principalmente asuntos relativos a ruptura de la pareja y conflictos por la guarda y custodia de los hijos, principalmente. Las intervenciones relativas al Sistema de Protección, donde se engloban las situaciones de guarda, desamparo, tutela y medidas de protección también han adquirido un destacado protagonismo, al haberse tramitado un total de 108 expedientes.

El Defensor del Menor de Andalucía ha destacado que este año se ha centrado en el debate sobre la desigualdad como una de las herencias que nos ha dejado la crisis económica. Esta crisis sigue afectando a miles de hogares andaluces, y en muchos de ellos habitan niños, niñas y adolescentes.

Jesús Maeztu ha señalado que la desigualdad en la infancia es especialmente perjudicial no sólo por sus consecuencias, sino también porque las niñas y niños carecen en general de las posibilidades de modificar sus circunstancias y a menudo están sujetos a las decisiones y elecciones de su entorno familiar.

El Defensor del Menor ha repasado los derechos analizados en el Informe bajo esta óptica, y ha subrayado cómo la desigualdad afecta por ejemplo, en la salud, en laausencia de pediatras en determinadas zonas de Andalucía, en la atención temprana,donde ha mostrado su preocupación por cómo se esté dando la prestación, o en la falta de adaptación de espacios asistenciales para menores.

En educación, ahora las familias demandan una educación de calidad en igualdad de condiciones para todo el alumnado. Así, un elevado número de quejas tiene como protagonista a la equidad en la educación (equidad para compensar desigualdades de tipo económico, o para alumnado con necesidades educativas especiales). Jesús Maeztu ha destacado que “la educación inclusiva es una poderosa herramienta para combatir el riesgo de exclusión, porque la exclusión escolar precede a la exclusión social”. Otras reclamaciones están relacionadas con el servicio complementario de comedor escolar, o los retrasos que se producen en los pagos de las becas de la convocatoria general, gestionada por la Junta. En 2016 presentamos el informe sobre acoso escolar, qué es acoso y qué no, qué se está haciendo para abordarlo y qué soluciones proponemos, como un registro específico sobre los casos que, junto a los protocolos, ayuden a conocer mejor el acoso, y también el ciberacoso.

El Defensor del Menor ha señalado que este ano el asunto relevante se ha centrado en el consumo de alcohol por parte de los menores, ante la preocupación de que cada año siga incrementándose el número de adolescentes que empiezan a ingerir alcohol y a edades cada vez más tempranas. El Defensor del Menor ha señalado que desde hace años hemos venido recibiendo multitud de quejas sobre las molestias sufridas como consecuencia de las concentraciones juveniles (el ruido), y sin embargo ha quedado relegada las consecuencias negativas que acarrea estos comportamientos en personas que se encuentran en pleno proceso de formación o cómo estas situaciones pueden afectar a su futuro.

Por ello, Jesús Maeztu ha reclamado un mayor control de las normas vigentes que prohíben el consumo de alcohol de menores en las vías públicas. El Defensor del Menor ha propuesto al Parlamento de Andalucía que estudie la viabilidad de modificar la actual normativa para restringir la publicidad y el acceso de los menores al alcohol.

0 Comentarios
Escribir un comentario

Texto plano

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Sus datos personales están protegidos.

  • Defensor del Pueblo Andaluz
  • Otras defensorías